Desde “The Cavern” con The Beatles no existía un lugar que albergara una revolución musical como el CBGB de Manhattan, parada obligada en el Punk Americano de los setenta.

Captura de pantalla 2015-11-25 a las 5.33.18 p.m.

En diciembre de 1973, cuando Hilly Kristal abriera las puertas del CBGB & OMFUG, en el 315 de la Bowery Street, en la parte este de Manhattan, jamás se imaginaría que sería el epicentro del movimiento más extremo en muchos años dentro del Rock: el Street Rock, bautizado posteriormente como Punk.

El mismo nombre indicaba la orientación del naciente escenario “Country, Bluegrass, Blues and Other Music For Uplifting Gormandizers”, sin embargo el futuro del negocio se veía poco prometedor y Kristal, que ya había sufrido el cierre de otro bar años atrás, decidió darle oportunidad a diversas bandas que poco tenían que ver con la música predilecta del lugar. De esta forma una banda emergente Neoyorquina tuvo su primera oportunidad a mediados de 1974, Television colocaría así la primera piedra dentro del renovado CBGB. La aceptación fue moderada, sin embargo los pocos asistentes no se preocupaban por pagar 1 dólar por entrar al lugar y escuchar un poco de música en vivo. La euforia y locura del Punk comenzaba a gestarse.

Poco a poco fueron presentándose bandas de músicos poco experimentados, rayando en lo amateur, que encontraban en el CBGB el escenario perfecto para expresar su inconformidad con la industria musical y el mundo que los rodeaba; las sucias y descuidadas calles de Manhattan tenían en estos músicos su representación directa. El Punk que sonaría a través del lugar retomaría las bases del Rock & Roll (que se habían perdido entre la grandilocuencia del Progresivo y el Hard Rock y la pasividad del Folk y los Hippies) para darle un nuevo espíritu, con ritmos llenos de adrenalina, guitarras estridentes, melodías básicas y pegajosas, más pasión que técnica, y sobretodo una actitud desafiante.

Esa actitud era la principal característica de los fundadores del Punk, cuatro oriundos de Queens que vestían con chamarras de piel ajustadas y pantalones rotos: The Ramones, quienes tendrían su debut en el diminuto escenario del CBGB el 16 de agosto de 1974; iniciando así el Punk Rock tal y como lo conocemos ahora. Su fama crecería junto con la del lugar, y para finales del año The Ramones habían tocado más de setenta veces en el CBGB, el cual se había inundado con jóvenes identificados con este nuevo estilo de vida rebelde y que los llevaría a crear su propia banda de Punk Rock.

 

Captura de pantalla 2015-11-25 a las 5.19.39 p.m.

Kristal ahora se encargaba de apadrinar a innumerables bandas que pasaban de su escenario a estudios de grabación y giras nacionales; el Punk de todo el país tenía su cuna en Bowery Street, una cuna que serviría de trampolín a bandas como Blondie, Talking Heads, Patti Smith, The B-52´s, The Dictators entre otros. Los cuales traspasaron no sólo Nueva York, sino que llevarían ese nuevo género y estilo de vida a la isla más famosa del mundo; el Reino Unido quienes, una vez más, replantearían el Rock a través de bandas como Sex Pistols, The Clash, The Buzzcocks y muchos más.

Sin embargo, todo había comenzado en un pequeño bar de Country y Blues, un semillero de antología que no podía ser otro que el sucio, viejo y maloliente escenario del CBGB.