Después de fundar y crear el álbum debut de Pink Floyd, Syd Barrett dejaría la banda, para reencontrarlos siete años después bajo extrañas circunstancias.

PF1

Roger Keith Barrett se adentró en la música, en su natal Cambridge, al escuchar a The Beatles, The Rolling Stones y Bob Dylan. Ellos lo inspirarían a tocar la guitarra, componer canciones, y expresar sus ideas respectivamente. Pasaría poco tiempo para que Syd terminara en The Tea Set, un grupo de Rhythm and Blues creado por su viejo amigo Roger Waters. La banda también incluía a otros estudiantes de arquitectura: Nick Mason, y Richard Wright.

 

The Tea Set duraría poco tiempo porque otra banda se presentaba bajo el mismo nombre. Así que Barrett hiló una combinación entre dos de sus compositores de Blues favoritos: Pink Anderson y Floyd Council, transformándose en Pink Floyd. Syd tomaría el control sobre el grupo, convirtiéndolos rápidamente en la sensación del underground londinense. Con presentaciones llenas de improvisaciones espaciales, psicodelia lírica y visual, y una energía desbordante sobre el escenario. La singularidad de la naciente banda les permitiría grabar, en 1967, su primer álbum en los míticos estudios EMI en Abbey Road.

 

The Piper at the Gates of Dawn sería un viaje a la mente de Syd Barrett, la cual estaba alterada por el consumo habitual de sustancias lisérgicas. Una obra maestra que mezclaba la Psicodelia con el Avant Garde bajo la perspectiva fantástica, casi infantil, de su creador. El éxito de Pink Floyd sería inmediato. Pero este no llegaría solo, sino que haría evidente los problemas mentales de su líder. Quien se comportaba de manera extraña e impredecible, ya fuera tocando un solo acorde durante los conciertos o estando ausente durante las entrevistas. La situación se volvería incontrolable y en menos de un año Syd Barrett saldría de la banda que había fundado.

 

El rompimiento hubiera significado la decadencia en cualquier otro grupo. Sin embargo Roger Waters y compañía eran músicos extraordinarios por derecho propio. Aunque la transición fue un poco lenta, la inclusión de un antiguo colaborador y amigo de Barrett ayudaría a homogenizar la mezcla final. David Gilmour aparecería para aportar ese ingrediente progresivo característico en el resto de las entregas de Pink Floyd. Esta nueva etapa comenzaría con el álbum A Saucerful of Secrets de 1968. E iría evolucionando pasando por Atom Heart Mother de 1970, y Meddle de 1971. Todo para llegar a una segunda cumbre en 1973 con The Dark Side of the Moon. Un viaje épico lleno de texturas y detalles sublimes que crearían una atmósfera oscura, densa y envolvente.

 

El regreso del Diamante loco

El nuevo Pink Floyd había conquistado al mundo. Dejando atrás las viejas proezas logradas por su fundador. Sin embargo ellos siempre lo tenían presente. Tanto, que para su siguiente álbum, Wish You Where Here de 1975, decidieron rendir un homenaje a su gran amigo. Quien se encontraba alejado de la industria en una reclusión parcial.

 

Más allá del contenido musical, este disco resonaría en la parte humana de sus creadores. Quienes se llevarían una gran sorpresa cuando trabajaban en Shine On Your Crazy Diamond. Track que contenía poderosas frases describiendo a Syd: “Remember when you were young, you shone like the sun… Now there’s a look in your eyes, like black holes in the sky.” Durante la mezcla final, un individuo obeso, calvo, con las cejas rasuradas y sosteniendo una bolsa de plástico ingresó al estudio. Nadie lo reconoció, hasta que se identificó como Syd Barrett. Él interactuó un poco con sus compañeros sin hacer mucho sentido. Rick Y Nick estaban horrorizados mientras Roger y David quedaron reducidos a llanto. Su viejo amigo no estaba ahí, realmente había dejado de existir.

 

La alineación original de Pink Floyd por fin se había reunido, sin embargo las extrañas circunstancias sólo dejaron un amargo sabor de boca entre sus integrantes, pero no sin antes mostrar su tributo en vida al fantástico Roger Keith Barrett.

PF3

 

Para conocer las historias detrás del Rock, escucha Delorean todos los miércoles de 21:00 a 23:00 horas.