En medio de la efervescencia cultural del Reino Unido en los noventa, Blur y Oasis se enfrentarían en una batalla de popularidad, la cual tendría un solo ganador: el Britpop.

uk

A mediados de los noventa, el Reino Unido viviría con el Britpop, la revitalización musical y cultural más importante a nivel mundial desde los “Swinging Sixties”. Los cimientos de esta escena son muy puntuales; tomaron la base lírica y armónica de The Beatles, The Kinks y la Invasión Británica, la acentos marcados de los Mods como The Small Faces y The Who, la actitud desafiante del Punk de los Sex Pistols o de The Buzzcoks, la narración de la vida cotidiana de su país como The Clash o Madness y el New Wave, y el retorno a los orígenes orgánicos por parte del Rock Alternativo de The Smiths.

El Britpop celebraría la identidad británica tanto como el reconocimiento y la fama, comunes denominadores entre grupos con raíces heterogéneas, una diversidad que catapultaría a distintas bandas como los glamorosos y decantes de Suede, los provocadores de Pulp, los transgresores de Elastica o los neo-psicodélicos de The Verve. Sin embargo, sería en sus máximos exponentes que esa disparidad se mitificaría; Oasis contra Blur resultaría la batalla más apasionante (y lucrativa) en varias décadas: la clase trabajadora contra la burguesía, las peleas callejeras contra la escuela de arte, el norte contra el sur, Manchester contra Londres.

oasis

Corría el verano de 1995, Blur y Oasis ya ostentaban un amplio reconocimiento en la efervescente escena, y ambas bandas estaban preparando el lanzamiento de sus nuevos álbumes, las fricciones entre unos y otros eran recurrentes. Los hermanos Gallagher presentarían el primer sencillo “Roll With It” una semana antes de su contraparte “Country House” de Damon Albarn y compañía; sin embargo estos últimos decidirían emparejar las fechas, de tal forma que los sencillos saldrían a la venta el mismo día. Tal acción sería vista por el público, con bastante ayuda de la prensa, como una declaración de guerra; y resultaría en una primera batalla alucinante: más de medio millón de discos vendidos entre ambos bandos (la mayor cantidad en toda la década), y un despliegue periodístico pocas veces visto en la industria musical.

blur

El ganador de la batalla del Britpop sería Blur, superando a Oasis por más de cincuenta mil copias; pero la guerra caería del bando de los nativos de Manchester, al vender varios millones más de su álbum “(What’s the Story) Morning Glory” en detrimento del “The Great Escape” de Blur. Sin embargo el ganador definitivo sería el Britpop, que expondría al exterior, una vez más, una familia de bandas con propuestas muy atractivas e influyentes para los oídos del mundo entero.

Para conocer las historias detrás del Rock, escucha Delorean todos los miércoles de 21:00 a 23:00 horas.

COMPARTIR