Mientras triunfaban con Creedence Clearwater Revival, los hermanos Fogerty mantendrían una relación bastante complicada. 

ccr2

Desde Santo & Johny Farina, Ray y Dave Davies o Noel y Liam Gallagher; los hermanos han estado presentes en la historia del Rock. Ya sea produciendo un buen número de canciones memorables y (como en todas las familias) uno que otro desencuentro. Sin embargo los hermanos Fogerty, Tom y John, tienen una de las historias más amargas dentro del Rock fraternal.

 

Tom, mayor de los hermanos Fogerty (nacidos en Berkeley, California), sería el primero en probar fortuna en la arena musical. Así conseguiría un contrato discográfico con su banda Spider Webb & The Insects. Sin embargo ningún material saldría a la luz hasta su unión, en 1960, a The Blue Velvets, la banda de su hermano menor John. Tom sería el líder del grupo durante casi toda la década, imprimiendo el carácter Garage al R&B de la época. Poco a poco y derivado de la falta de reconocimiento, Tom iría cediendo el protagonismo a su hermano John. Él desarrollaría un peculiar estilo de composición, dándole vida así a Creedence Clearwater Revival en 1967.

 

CCR sería un contrapunto fascinante en la escena experimental del momento. Una propuesta de Rock básico y directo, ensamble de Rockabilly, Country, R&B y Americana que remitía al origen del Rock con un toque de raíces sureñas. Un verdadero festín auditivo que se traduciría en una serie de éxitos como Proud Mary, Down On The Corner o Fortunate Son. Una victoria para los hermanos Fogerty quienes habían luchado casi una década.  Sin embargo este triunfo tendría un precio muy caro para ambos. John había eliminado la democracia en CCR, controlando el sonido, la producción, las presentaciones, la representación comercial y el rumbo en general que seguiría la banda. El primero en sufrir los estragos sería justamente Tom, quien no podía incluir sus composiciones en los álbumes lanzados y se limitaría a la guitarra de acompañamiento y las voces secundarias; un peligroso camino para su salida.

ccr3

El triste desenlace.

Tom Fogerty abandonaría a CCR, en 1971, bajo un clima hostil. La misma ambición de John, que le había conseguido colocarlo entre los más grandes exponentes del Rock Americano, jugaría en su contra. No sólo distanciándolo de su hermano sino de todos los miembros de la banda. Para 1972 CCR dejaría de existir. Los siguientes años fueron muy duros para los Fogerty. Mientras John mantenía pugnas con su disquera y antiguos colaboradores, Tom lanzaría varios discos sin éxito alguno. En tan sólo un par de años aquel sueño de los hermanos se había esfumado.

 

La relación entre Tom y John se desmoronaría. Sólo la boda del primero en 1980 lograría reunirlos por un momento. Llegaría a su momento más ríspido cuando Tom firmara con la antigua disquera de CCR, lo que John interpretaría como un acto de traición. Tristemente esta ruptura fraternal se mantendría toda la década, y sólo culminaría con la trágica muerte de Tom por complicaciones posteriores a una transfusión de sangre contaminada con SIDA. John jamás lo perdonaría en vida. Los hermanos Fogerty habían ganado fama y fortuna, pero se perderían a sí mismos en el camino.

 

Para conocer las historias detrás del Rock, escucha Delorean todos los miércoles de 21:00 a 23:00 horas.