Al inaugurar el Festival de Avándaro en 1971, Los Dug Dug’s tendrían el merecido reconocimiento dentro de una historia mayormente ignorada.

dd2

Armando Nava iniciaría su aventura en el Rock al escuchar las primeras grabaciones de The Beatles a principio de los sesentas. Como muchas bandas de la época, tradujo e interpretó esas y otras canciones con su banda, entonces llamada Xippos Rock. Con ellos tuvo innumerables anécdotas curiosas, como su incursión en los clubes nudistas como música de fondo a los bailes. Al poco tiempo cambiarían su nombre a Los Dug Dug’s, en honor a su tierra natal Durango, Durango.

Una vez establecidos en Tijuana, Los Dug Dug’s gestarían una serie de hitos en el Rock nacional. Pioneros en componer canciones propias en Inglés. Dejarse el cabello largo y una facha desaliñada. Tocar con una guitarra de doce cuerdas. Grabar un video para una canción. E incluso tocar composiciones de Lennon y McCartney en México. Sin embargo, tales hechos son intrascendentes comparados con las creaciones musicales de Armando Nava y compañía.

Los Dug Dug’s habían recorrido un largo trecho desde sus épocas de covers. Creando un sonido desafiante. Mezcla de melodías pop psicodélicas, una potente base rítmica, riffs penetrantes, instrumentación poco convencional y letras introspectivas. Todo bajo una producción con tintes garage. Gestando una aura de banda de culto a nivel nacional e internacional.

“La encuerada”.

Su primer álbum, homónimo, estuvo emparejado con el histórico Festival de Rock y Ruedas de Avándaro. Ahí, además de ser el grupo que hizo sonar la primera nota, servirían como fondo musical a uno de los momentos icónicos de todo el fin de semana: “La Encuerada de Avándaro”. Aunque el festival superó todas las expectativas al tener una asistencia cercana a las trescientas mil personas, marcó el inicio de una época oscura dentro del Rock mexicano. La censura y persecución se convertirían en los comunes denominadores dentro de la escena; Los Dug Dug’s no serían la excepción.

Siendo relegados a escenarios menores e incluso clandestinos, Armando Nava y Los Dug Dug’s no mermarían su efusión creativa. Editando tres álbumes más en los siguientes cuatro años. Smog, Cambia, cambia y El loco, quedarían como muestra de un gran talento pocas veces aplaudido y ampliamente olvidado.

Actualmente Armando Nava sigue tocando. Aunque acepta que Los Dug Dug’s no son reconocidos popularmente, se muestra satisfecho por poder llegar a aquellas personas que los consideran como una de las mejores bandas de la historia del Rock en México.

¡Reconocemos su legado Dug Dug’s!

 

 

Para conocer las historias detrás del Rock, escucha Delorean todos los miércoles de 21:00 a 23:00 horas.