En una fugaz e inspiradora carrera, Pearl siempre estaría acompañada por una embriagante poción: Southern Comfort.

jj2

 

Janis Lyn Joplin no encajaría en su natal Texas, ella representaba un arquetipo extraño. Moldeada por su admiración y afinidad con la Generación Beat; desarrollaría un gusto por expresarse libremente y rechazaría las normas establecidas. Su conducta rebelde, aunada a cambios físicos propios de la pubertad ocasionarían su gradual marginación. Se resguardaría en dos nacientes pasiones: la música y el alcohol, el Blues y Southern Comfort.

 

Dentro del Blues, Pearl (como ella se hacía llamar) buscaría inspiración en Leadbelly, Bessie Smith o Billie Holiday. Pero con su llegada a San Francisco, el Rock y la psicodelia permearían su peculiar estilo. Al poco tiempo se uniría a The Big Brother Holding Band. Poco a poco su voz y presencia escénica desbordarían a la banda, no sin entregar un álbum clásico, Cheap Thrills. una mezcla de fiereza, intensidad, determinación y emotividad que mutarían a aquella adolescente incomprendida, en la primera súperestrella femenina del Rock.

 

Aunque Janis Joplin brillaría por su talento y entrega en el escenario, sus heridas e inseguridades juveniles, aunadas a una personalidad desenfrenada, harían de los vicios su cotidianidad. Consciente acerca del daño ocasionado por el alcohol y las drogas ella replicaría —Tal vez no dure tanto como otras cantantes, sin embargo puedes destruir tu presente preocupada por el futuro. Janis Joplin encontraría en una pequeña botella de licor con sabor a Whiskey, llamado Southern Comfort, a su fiel e infame compañera.

 

jj1

El costo de su adicción

Así, su brebaje favorito la acompañaría en momentos clave de su trayectoria. Ya fuera maravillando a toda la audiencia del Monterrey Pop Festival con su interpretación cumbre de Ball and Chain. O utilizándola como repelente y proyectil contra Jim Morrison, cuando él, cautivado y enamorado, quería conocerla. La unión con Southern Comfort sería tan fuerte que las ventas del licor incrementarían de manera considerable con su fortuito patrocinio. En señal de agradecimiento, la empresa regalaría a Janis un costoso abrigo de piel de lince.

 

La Bruja Cósmica tendría un desenlace tan fatídico como predecible. Su unión al Club de los 27 llegaría unos meses antes del lanzamiento de su segunda obra maestra. Pearl contendría una decena de temas que, al contrario de sus dos álbumes anteriores, se desarrollaban completamente alrededor de su capacidad vocal. Dando vida a varias de sus canciones más memorables como Cry Baby, Move Over, Mercedes Benz y Me and Bobby McGee.

 

Aun después de su muerte el 4 de octubre de 1970, Janis Joplin viviría una última juerga. Cumpliendo con su última voluntad, se organizaría una fiesta para su funeral, pagada con 2,500 dólares propios. Dicho festejo sería amenizado por The Grateful Dead. Y en las invitaciones se incluiría su último mensaje: Las bebidas son cortesía de Pearl. Una rúbrica que reflejaba transparentemente su ánimo y su esencia.

 

Para conocer las historias detrás del Rock, escucha Delorean todos los miércoles de 21:00 a 23:00 horas.